A ver cómo lo digo sin parecer una loca. Orsai es el proyecto literario en habla hispana más bonito del mundo; una de esas cosas que te cruzan la vida y sabes que se van a quedar, porque has entrado a formar parte de una aventura.

He dicho literario. En realidad ellos dicen revista literaria, pero a mí no me gusta que lo llamen así. Reconozco que nunca había leído una revista literaria antes pero me suena aburridísimo, como de gente que se toma muy en serio y que escribe ahí un poco sin ganas, como un rito de paso profesional o para darse a conocer, muy utilitarista; y que además se las dan de compañeros de viaje (o de generación o de estilo o de lo que sea) pero en realidad te imaginas que si los dejaran juntos en una habitación demasiado tiempo se matarían a mordiscos. Pues aquí no, aquí se nota que se quieren.

Es que los de Orsai dicen tambien que invitan a escribir a gente a la que admiran pero es mentira. Que los admiran, sí, pero invitan a esos escritores y no a otros porque esos les caen bien. Todos los artículos son supremos, cada uno de ellos te hace el día, pero no están ahí por su excelencia. Están ahí porque a Hernan Casciari le da la real gana que para eso es su revista.

Casciari. Él mismo se define como “un gordo desastroso que se pasa el día en piyama y casi no sale de casa” y es un tío simpatiquísimo, aunque sea escritor. Hay que decir tambien que no es un escritor normal sino un escritor-bloguero: no un escritor que tiene un blog, sino un escritor y además un bloguero. De éxito, mucho, mucho éxito. Y un pionero de la literatura digital y un fanático de la tele y además argentino -afincado en Cataluña- pero no de Buenos Aires sino de Mercedes que es una ciudad que está cerca (en términos latinoamericanos, o sea un cerca muy relativo). También le gusta el fútbol. Yo le he pedido matrimonio en dos ocasiones por vía comentario, y no totalmente en broma aunque ya me daba cuenta de que con un gesto tan patético la estaba cagando de antemano pero igual por eso, por espíritu de contradicción. Ahora me he enterado de que tiene una mujer muy maja que se llama Cristina -que tambien trabaja en la revista- y lo he dejado, que tampoco me gusta molestar.

Entonces, la revista. En el nº 2, entre otras cosas, sale un reportaje alucinante sobre el presidente de Uruguay que es un tipo que vive en una casa de mierda -de mierda para los estándares de un presidente y de mierda en general- con su mujer, un perro cojo y una familia con hijos que como no tenían donde caerse muertos fueron a parar allí; un tipo que goza de un gran apoyo popular pero al que los encargados de protocolo no dejan hablar en público porque es un bocazas y en cuanto abre la boca la lía (y una historia de esas que te hace preguntarte a qué coño dedican su tiempo los editores de suplementos dominicales, además). Hay otra del biógrafo de Charly García, el famoso rockero argentino; otra sobre Seinfeld; otra del nieto de un periodista español que entrevistó al anarquista ucraniano Radowitzky en 1930 y se fue de putas y perdió el cuaderno y el nieto regresa a buscarlo, o lo que quede de él, 80 años más tarde... Paro con los espoilers. Todas las historias son maravillosas, super personales y casi siempre muy divertidas, y excepto una, ninguna es ficción.

Y luego está el blog de la revista donde te cuelgan vídeos de las reuniones editoriales que hacen en familia y en sobremesa, videos de la pizzería que han abierto en Sant Gervasi -porque la revista también tiene una sección pizzería, o al revés, no lo tienen claro- y otros videos que se hacen ellos para ir contando cómo va la impresión o el encuentro con los que ganaron el concurso del nº1. ¿Cómo conseguirla? Pues eso también es emocionante, porque no la venden en los sitios normales. Yo la encargué en la librería Joker de Bilbao, dejé una señal, y me la trajo un amigo cuando vino a visitarme a Berlin: todo esto hace que no estés sólo comprando una revista como quien se compra cualquier cosa, que pagas y te vas. Tienes que tomarte la molestia, para que te quede claro que estás tomando parte en algo singular (como dirían los expertos en marketing: participando en una experiencia colectiva). Es astuto, el gordo. Y generoso, te la puedes leer en línea o descargar aquí. Y también la tienen para tabletas, ebooks, teléfonos y tal.

6 comentarios:

    On 5/27/2011 2:47 p. m. serolo dijo...

    Hola... siento decir que Hernan Casciari no es uno de mí escritores favoritos.. yo he leido a este escritor y me puso un molesta por no decir otra cosa más fuerte.. Si efectivamente es un hombre que vive casi encerrado en casa y escribe en blog.. donde se siente a gusto por que nadie le hace sombra.
    Conocozco a personas que han escrito en su blog y los ha censurado por no soportar sus críticas.
    Si escribes en un blog abierto a todo el mundo, piensa que puedes tener críticas buenas y malas y aceptarlas como son.
    Y este escritor-bloguero como hace llamarse, no ....
    mucho marketing

     

    Ohhh no me tireis los mitos que estoy muy sensible por favor! Lo de que no sale de casa es una broma (que hace él mismo). Yo no he tratado personalmente con él pero sí creo -como lectora o usuario de su proyectos- que es supero innovador. Aparte, como escritor me encanta.

     
    On 5/27/2011 5:53 p. m. Héctor dijo...

    Disentiré un poco también (sin que sirva de precedente ;p). Compré la primera revista porque el proyecto me pareció innovador, y sí, la edición muy cuidada, las ilustraciones geniales, son 200 y tantas páginas sin publicidad(!!!!!!!)...pero los textos me decepcionaron mucho...pero mucho. Que vale, depende del gusto de cada uno y no por eso se invalida el concepto, pero me dejó mal sabor de boca, la verdad..

     

    No me digas. La uno no la tengo asi que no sé. Y qué es lo que no te gustó?

     
    On 5/28/2011 2:30 p. m. Héctor dijo...

    Hola María.
    A ver: quizás la sensación de que varios textos no estaban del todo pulidos o acabados. A lo mejor fue sólo un problema de expectativas demasiado altas, pero eché en falta trabajo ahí. Y me jodió un poco, porque todo lo demás era impecable...En cualquier caso, ya te digo, participar de ello fue genial, eso por supuesto..

     

    Hola Hector.

    Si no eres coleccionista podriamos pasarnos las revistas. Tu me mandas la 1 y yo te mando la 2. Si eres coleccionista nada. Pero sino, mola. Yo hago eso con algunos amigos ahora y está guay :-)