Menos mal que están las chicas malas...

... para sacarme del estupor, que sino me quedo encharcada en el revival Beauvoir y no regreso. Primero: las Ladyfest Sur que se han currado un pedazo programa de actividades que me duele el dedo de darle al scroll. Además de conciertos hay una empapelada colectiva de un bar, la expo "El ataque femenino de 150 cms o más", por supuesto el siempre recomendable taller de dildos, una selección de docus bajo el sugerente título de "Bregas en bragas" en colaboración con Zemos98 (y más más más audiovisual) y un taller de comic femenino underground y de autobiografía:
El cómic underground surgió en la prensa contracultural norteamericana a finales de los 60, y llegó al estado Español en los 70. Hemos oído y leído muchos de las revistas o autores (Zap comix, Weirdo, El Víbora, R. Crumb, Nazario, Max Ceesepe…), sin embargo las mujeres que estuvieron presentes han sido invisibilizadas. En esta actividad os proponemos recuperar sus nombres (Julie Doucet, Trina Robbins, Mary Fleener, Roberta Gregory, Phoebe Gloeckner, Aline Kominsky, Diane Noomin, Debbie Drechler…), el importante fenómeno contracultural feminista que crearon y las revistas donde publicaban (Wimmen's Comics, Twisted Sisters…), analizando sus miradas, sus historias y sus trazos.


Después: el juego de la oca Feministas / Lesbianas con el que el colectivo belga Scumgrrrls celebran el número 15 de su proyecto editorial. "Un tablero de la oca en tamaño real para revivir los grandes y pequeños momentos de las luchas feministas y lesbianas. Para sumergirse en nuestra historia y nuestras identidades de género".

Y como siempre: las discusiones con hombres y mujeres que dicen que no entienden que las chicas modernas todavía andemos con estas boludeces de hippies sin sujetador. La última la escribo aquí para que no se me olvide (para contextualizar: él, un hacker veterano que dice que vive sin dinero y ha montado una empresa camuflada de secta poscapitalista en la que él es "el emperador". Farsante pero original):
"Cuando tú te posicionas como una mujer, yo me veo reducido a mi rol de hombre y me siento desposeido, privado de mi humanidad"
Bingo (no es tonto el emperador). El monopolio de la humanidad. El masculino como género neutro. Ser un hombre como sinónimo de ser. Y los que no encajan en la categoría de referencia, a buscarse la vida en la sub-categoría del otro, ese "hibrido entre macho y castrado" que se llama diferente. No sólo son las mujeres, también los niños, los viejos y las viejas, los pakis o los negros, los maricas que no están buenos, los tios a los que no se les levanta. Decir que son personas diferentes es aceptar que existe un modelo con el que compararse: están los iguales y están los que no lo son. Hombres pero menos. Seres humanos subdesarrollados.

Y acabo con el clip de Yelle "Je veux te voir", una oda a esa sexualidad desinhibida tan Made In France: Je veux te voir / Dans un film pornographique / En action avec ta bite... Tu es tout nu sous ton tablier / prêt à dégainer ... On n'avait pas prévu de passer la soirée avec des rigolos / On voulait voir des pectoraux / Des mecs montés comme des taureaux... El otro día en la manifa del Mayday había un revolucionario con una camiseta que decía "Bad Boys Never Go Out Of Fashion". Pobre criatura ;-)


4 comentarios:

    On 5/07/2009 12:33 p. m. Entidad dijo...

    Me temo mucho que hasta cada individuo no equilibre su lado femenino y su lado masculino, independientemente de algo tan accidental como los genitales que te hayan tocado en esta vida, los problemas y las divisiones seguirán en todos los estratos de la sociedad.

    Desdeluego, comportarse o identificarse en el papel de mujer (sea de las que renuncian a una igualdad de derechos, o de las que lucha por ella) o comportarse e identificarse en el papel de hombre (sea a la vieja escuela o sea a la "lo siento por ser hombre") no traerá mas que una cosa: Mas división.

    Y que necesita un sistema de poder y opresión para seguir funcionando? División.

    No hay hombres o mujeres, no hay blancos o negros, no hay ricos o pobres. Todo lo que hay son particulas vibrando a diferentes frecuencias y una percepción subjetiva para cada individuo de lo que le rodea.

    La igualdad irrenunciable llegará cuando una masa crítica de humanos se den cuenta de que en lo esencial, todos somos lo mismo...partículas danzando caprichosamente.

    Hasta entonces, podemos seguir edificando nuestras estructuras mentales divisorias y nuestras batallas empujadas por el ego que dice "yo tengo razón y tu no".

    Besos!

     

    Estoy de acuerdo. El problema es que sí existen ricos y pobres, blancos y negros, mujeres y hombres. Me encantaría reconstruir el mundo y que todos fueramos solo particulos que bailan (de verdad, me encantaría) pero es que hay particulas que ocupan mucho más espacio. La pregunta es ¿cómo borramos la historia?

     
    On 5/07/2009 11:51 p. m. Entidad dijo...

    Y la respuesta es (según mi humilde punto de vista):

    Viviendo en el presente. Y no, no me refiero al carpe diem que se entiende como actuar sin pensar en consecuencias, ni nada de eso.

    Me refiero a darnos cuenta de que solo existe el momento presente. Lo demás son imaginaciones...ilusiones. El pasado son recuerdos que se forman Ahora en nuestra cabeza. El futuro son imaginaciones que se forman Ahora en nuestra cabeza.

    Ese es uno de los puntos claves. Por otro lado? No luchar mas en contra de cosas con el fin de erradicarlas. "Lo que resistes, persiste" dijo Jung. Es decir, si estás resistiendo algo, lo tienes muy presente, lo alimentas y lo haces grande con tu atención.

    No, no se trata de cerrar los ojos y los oídos y negar lo que pasa, pero cierto es que el activismo suele pecar de decir mas "esto no mola" que de decir "esta es la alternativa".

    Como dijo la Madre Teresa de Calcuta, "No pienso ir a ningún acto anti-guerra. Cuando hagan uno pro-paz, ahí estaré."

    Aquello en lo que te fijas es aquello que haces crecer. La ciencia hace por lo menos 50 años que sabe que la realidad, la conjuga cada uno con sus creencias y su observación. Dicho de otra forma...el "ver para creer", tendría que ser sustituído por el "creer para ver", pero la gente sigue adormecida porque ese cambio de paradigma, pondría en cuestión muchas cosas que no interesa remover (administración de la energía, estructuras de poder, derechos civiles, sistema monetario, medioambiente, etc...).

    Aún asi, me tranquiliza pensar que puedes quemar a los brujos que dicen que la Tierra es redonda, pero eventualmente, la verdad se impone. Y la Verdad que la gente poco a poco va absorbiendo, es que en efecto, todo son particulas y no hay limites ni separaciones, el tiempo, la distancia es una ilusión.

    Todo lo que hay en el Universo (y por descontado en la Tierra) es una sola entidad, una sola conciencia. Le puedes llamar Dios, pero a algunos les dará alérgia usar esa palabra, como respuesta a su condicionamiento social. Tambien se le puede llamar conciencia, pero los cientificos integristas te dirán que eso es una bobada...al final, lo de menos, son los nombres. Está claro que el universo es una forma inteligente altamente organizada. Está claro para aquel que quiera verlo.

    Estamos en medio de un cambio de paradigma. Algunos querrán alargar el viejo paradigma hasta la saciedad, por miedo, por identificación con el drama o la lucha y por cerdo dinero y harán lo que puedan para mantenernos en una burbuja. Pero creo que ya no se trata tanto de luchar en contra de algo, como de hacer en favor de algo.

    Aquello que pones en tu mente cuando piensas en objetivos, es aquello a lo que le transmites energía (efecto observador). Da igual si cuando lo piensas, lo quieres o no. La energía fluye donde va a la atención.

    Así pues, bajo mi punto de vista, vale la pena ser consciente de todos los grandes fallos en los que ha incurrido e incurre la humanidad. Vale la pena contarselo a la gente para que sepa que pasa en su planeta y en su vida. Pero hecho esto, hay que tener claro que la mejor opción para acabar con algo, es crear, armar y presentar una alternativa, en vez de luchar.

    Probablemente mi nivel de digresión ya ha superado ampliamente lo recomendable, pero no me quiero ir sin decir que, todavía humildemente, creo que ser feminista, anti-maltrato animal, anti-racista o cualquier otra noble causa es absolutamente superficial, como lo es la medicina actual.

    Atacar al dolor y los síntomas. No a la causa.

    No conseguimos nada poniendo ibuprofenos en la Tierra. Necesitamos hacerle un poco de reiki...

    ;)

     

    jeje, muchas gracias por la reseña, no la había visto hasta ahora.

    porque, siguiendo a Entidad, como nos gustan las mujeres barbudas, el cómic underground, los dildos, las bragas, las mujeres atacantes y todas esas cosas molonas, las ponemos en nuestras mentes a ver si así se reproducen y le hacen un harakiri a la Tierra tal y como la conocemos ;)