If Only Indymedia Learnt To Innovate

Hace unos meses abrí en este blog una seccion dedicada al activismo digital post-dos-punto-cero. Esta mañana me ha llevado a través de la lista de nettime un texto que cae de lleno en el tema. Lo he traducido con toda la precisión de la que he sido capaz pero por favor si encontrais errores comentadlo y lo corregiré. La versión original en inglés está aquí.

Hay una razón fundamental por la que la gente migró de Indymedia a otras plataformas y es la eficiencia y la innovación. Otras plataformas mejoraron y respondieron a las demandas de los usuarios, Indymedia no.

Yo solía ser un usuario dedicado de Indymedia, pasé 4 años documentando protestas contra la guerra en New York y otros lugares. Cada foto o video que grababa lo subía a Indymedia. Luego informaba a la gente y les daba la lata hasta que iban a Indymedia para verlo. Pero con el tiempo se hizo evidente que las soluciones de alojamiento de video y foto de Indymedia no habían sido mejoradas en 4 años. Tenía problemas subiendo y reproduciendo mis vídeos y cuando intentaba arreglarlo no había forma. Frustrado, un día contacté Indymedia NY y les propuese liar a varios amigos míos que estaban trabajando en streaming de video (mi trabajo fuera del activismo era de consultor para un proyecto comercial de video online) y ayudar a reconfigurar la web de Indymedia, o al menos las secciones de video. Nos ofrecimos a hacerlo gratis pero tampoco ocultamos el hecho de que trabajabamos en grandes compañías (y lo veíamos como un especie de Robin Hoodismo de nuestras capacidades). El proceso por el que la gente de Indymedia tomó una decisión, o más bien no la tomó, es cómica (pero trágica). Un miembro del equipo de Indymedia NY me escribió en privado y me dijo "parece una buena idea pero no creo que tengamos el mecanismo para siquiera llegar a algún consenso sobre esto".

Me pareció una chorrada de grupo así que seguí adelante publicando mis videos en Indymedia durante un tiempo hasta que acabó siendo una mierda. No era una cuestión de audiencia sino que Indymedia pensaba "qué coño somos un movimiento anarquista de terreno, por qué tendríamos que mejorar nuestra web. Eso es para las corporaciones!" Así que Indymedia se mantuvo puro y perdió toda su audiencia.

Recuerdo la época en que el departamento de policía de New York vigilaba Indymedia para saber dónde tendría lugar la próxima protesta. Cuando las fotos y ls estadísiticas de Indymedia se usaban para contradecir lo que publicaba el New York Times sobre la poca participación de las protestas contra la guerra. Qué pena dejar que semejante trayectoria se perdiera.

La gente entrega toda su información a grandes corporaciones -y teneis razón, eso es un problema- pero Indymedia creó esa oportunidad al negarse a evolucionar con los tiempos. Parafraseando al Village Voice: la izquierda se mantiene pura y hace teatro de calle mientras que la derecha (y el centro) se apodera de los niveles de poder.

by Naeem Mohaiemen.

Más sobre esta discusión:
http://www.nettime.org/Lists-Archives/nettime-l-0811/msg00065.html


_________________________________________________________________________________________

Activismo digital post-dos-punto-cero es una investigación personal -o sea, por amor y por la cara- sobre la urgencia de una tecnopolítica a la altura de los tiempos. En esta serie trato de recopilar diferentes materiales (textos, videos, experiencias...) sobre:

Vigilancia, economía de la atención, imperialismo Google, aplicaciones 2.0, concentración mediática, usos sociales, trabajo gratuito, economía del open source, innovación tecnológica, bio-tecnologia, internet of things, web semántica, entretenimiento online, etc.

_________________________________________________________________________________________

6 comentarios:

    Como miembro de Indymedia mi opinión es que ese texto está escrito desde la ignorancia. Extrapolar un problema particular ocurrido en un nodo particular en un momento particular a todo Indymedia me parece algo ridículo. Si Indymedia tubo el éxito que tubo en su día, fue gracias a que innovó con un formato de página web que luego se ha extendido por todo el mundo (me refiero a los "weblogs"). Y también por dar la posibilidad de publicar crónicas, fotografías, entrevistas y videos a la gente de a pie de forma simple y rápida. Lo que ocurre es que Indymedia es una red de voluntarios y los recursos tanto humanos como técnicos de los que dispone a veces dejan mucho que desear. Y eso hay que tenerlo claro. Pero eso no significa que no hacemos nada porque no somos una empresa, sino que hacemos lo que podemos con el material y el tiempo del que disponemos.

    Si esa persona se dedica de forma profesional al streaming de vídeo y utiliza Indymedia con asiduidad, lo que me parece que debería haber hecho es implicarse y aportar como hacen el resto de colaboradores de Indymedia. No actuar como un simple cliente que pide y pide sin plantearse siquiera aportar lo que esté en su mano (no sólo conocimientos técnicos, hosting o ancho de banda, sino también trabajo, coordinación, mano izquierda y paciencia).

    El éxito que otros servidores comerciales y no comerciales están teniendo no me parece algo negativo y mucho menos una especie de castigo a Indymedia. A pesar de ello, hace tiempo que en el seno de Indymedia se está trabajando para mejorar muchas cosas. En el terreno de vídeo por ejemplo se está trabajando en varias mejoras (IVDN) y la gente sigue trabajando incansable por mejorar la gestión de estos recursos tan grandes y que requieren muchos más ancho de banda y capacidad de cálculo para dar un servicio decente. Pero todo eso sin perjudicar a otros Indymedias incipientes cuyos colaboradores ni siquiera tienen una conexión propia a Internet o dicha conexión está capada por culpa del gobierno local. Lo que hace esta persona, es centrarse en un problema que no deja de ser puntual y juzgar los cientos de nodos de Indymedia y las miles y miles de personas que trabajan a diario de muy diversas formas (haciendo traducciones, publicando noticias, haciendo labores técnicas, dando soporte legal, etc.) para maximizar la libertad de expresión de la gente.

    En cuanto a innovaciones, hace tiempo que dentro de Indymedia hay proyectos para profundizar aun más en el terreno de la web 2.0 (IMC Alternatives, IMC-CMS), pero si las personas que pueden ayudar a estos técnicos sobrecargados de trabajo se dedican a criticarlo todo sin molestarse en informarse de verdad, estos proyectos jamás podrán ver la luz.

    Por tanto, desde mi punto de vista, esta crítica no es más que un berrinche fruto de la ignorancia. No digo que no tenga razón con lo que le ha pasado, lo que le han respondido, etc. Habría que escuchar también los argumentos de la gente de Indymedia NYC. Pero en cuanto a la crítica general que hace de Indymedia en su conjunto, resulta evidente que la persona que ha escrito esto no es más que un simple usuario (por qué él así lo quiere) que desconoce completamente la realidad de Indymedia. Yo no digo que Indymedia sea perfecta, porque no lo es (nada lo es), pero desde luego no veo razones para tomar esa crítica en serio. No hace mucho que en Indymedia Euskal Herria hemos tenido otra crítica, pero creo que hay que darle a las cosas la importancia que se merecen. Saludo!

     

    Hola Txopi.

    Pensaba en ti cuando colgué este texto y por eso quería trasladaros el debate que está habiendo en nettime. Así que muchas gracias de verdad por los comentarios. Sobre lo que dice el texto en sí mismo no puedo responder porque no puedo hablar en nombre de su autor. Dicho esto, sí creo que pone el dedo en la llaga: sabemos de qué habla verdad?

    Mi opinión es que, aunque se refiere a un caso particular sí es extrapolable, no sólo a Indymedia, sino a muchas otras iniciativas similares (pienso por ejemplo en New Global Vision). Todas ellas nacieron en un contexto histórico y tecnológico muy distinto al que hay ahora: más o menos al calor del post-Seattle y cuando no existían todavía plataformas de open-publishing como las actuales. Esas circunstancias -tanto sociales como tecnológicas- no son las mismas que hoy y por eso muchas de aquellas iniciativas ya no son tan útiles para responder a los fines para los que fueron creadas. No funcionan tan bien. Creo que esto es una evidencia que, nos guste o no, hay que aceptar. Por supuesto que Indymedia no puede ponerse a competir en términos de eficiencia con las grandes plataformas de streaming video. Pero lo que el texto critica es la tendencia inmobilista y dogmática que, por ejemplo, él comenta respecta a Indymedia NY (y dudo que sea exclusiva de ellos). El argumento para no ponerse al día no puede ser que Indymedia es así y punto. Puede ser cualquiera de los que tú has comentado, pero ese no. Si la gente empezó a utilizar Indymedia fue porque era eficaz, eso no hay que olvidarlo. No podemos esperar que se siga usando sólo en base a una especie de dedicación militante. La funcionalidad es básica para su supervivencia.

    Respecto a la relación entre el activismo mediático de entonces y la web social de ahora, completamente de acuerdo contigo. Es algo de lo que hablo un poco en este texto: (esta inglés pero lo estoy traduciendo). Basicamente la idea es que la web social ha sido el resultado comercial y hegemónico de las experiencias de activismo digital, que han actuado como un laboratorio abierto, gratuito y accesible para las grandes empresas 2.0. Como un efecto boomerang un tanto amargo de tanto compartir el conocimiento... En esto pienso especialmente cuando publico este texto, y son debates que están conectados.

    pd. Por cierto cuando pincho en la "otra crítica" me sale lo de Esther Vilar. Amo a esa mujer. Y la consiero una feminista. Así que no entiendo la cobardía de las que se dicen feministas y no quieren aceptar la inteligencia de lo que ella propone (pero esto es otro tema con el que me meto en un lío mucho mayor... ;-)

     

    El texto que te comenteo es este:
    http://ptqkblogzine.blogspot.com/2008/07/ninguna-persona-es-ilegal.html

     

    Con "otra crítica" me refería a los contenidos antihembristas que el tal "Bilgune Maskulinista" ha estado publicando en IndyEH y que tras una reflexión en el Equipo Editorial nos ha obligado a quitarlos del newswire. Las razones están explicadas en el comentario firmado por "Indymedia Euskal Herriko talde editoriala". En el caso del texto de Esther Villar, ocurrió lo mismo pero no en el texto en inglés sino en los comentarios (me refiero sobre todo a los comentarios "sois cansinas,jodidas nazis feministas" y "haber si dejan de escribrir tanta tonterias feministas"). En otra circunstancia se habrían borrado sólo los comentarios pero hay gente muy mala ahí fuera y estaba claro que esa racha de noticias sobre la misma temática eran provocados por la misma o mismas personas y las editoras decidieron cortar por lo sano. A lo que voy no es a eso, sino al hecho de que IndyEH fue criticado de censurador por una persona que estaba haciendo un uso ilegítimo de la herramienta (insultando y amenazando a las mujeres por el mero hecho de serlas, publicando noticias y respondiendo a las quejas con distintos nombres para parecer más gente, etc.). Vamos, que hay usuarios de todo tipo (los que mandan publicidad, un zumbado que escribe en alemán y lleva meses y meses mandando amenazas sinsentido a cuatro Indymedias distintos incluido IndyEH, etc.) y esos usuarios pueden tener puntos de vista muy curiosos de qué es Indymedia y qué debería ser, pero a la hora de aportar de verdad escurren el bulto. Espero haber aclarado la razón por la que puse en enlace.

    Respecto a esa "tendencia inmobilista y dogmática" que ves, yo también la he visto alguna vez en los movimientos sociales, pero creo que es minoritaria. Quizás esto sea como lo del vaso medio lleno o medio vacío. Desde luego no creo que el dogmatismo sea ni una característica generalizada en Indymedia ni en los movimientos sociales que utilizan Internet. Pero bueno, cada uno tiene sus vivencias y para gustos los colores. Ya he mencionado IVDN, IMC Alternatives e ICM-CMS. Si todos esos esfuerzos no son suficiente para dejar clara la vocación de Indymedia por dotar a los movimientos sociales de las mejores herramientas activistas y mediactivistas, no sé qué lo es.

    Estoy de acuerdo contigo en que otros sitios web (algunos incluso comerciales) han quitado el protagonismo a Indymedia, pero mi diagnóstico es diferente al tuyo. Yo no creo que lo que ha ocurrido durante estos años sea debido al inmovilismo de sus integrantes. Según lo veo yo en las listas internas de Indymedia, no es por falta de ganas, sino por falta de energía. Se preparó un prototipo de youtube alternativo pero quien iba a pagar los recursos necesarios? como se iba a evitar que se usase de forma indiscriminada por gente ajena a los movimientos sociales? quien iba a dedicar el tiempo y el esfuerzo necesario para mantener un servicio tan complicado de mantener? Las cosas no son tan fáciles como parece a simple vista...

    Respecto a las redes sociales, se están desarrollando herramientas útiles para los movimientos sociales (como Crabgrass de Riseup), pero las cosas van mucho más despacio que todas esas empresas azuzadas por el capital riesgo y las ayudas a la innovación. Ojalá el problema fuese el inmobilismo porque así sabríamos qué trabajar para mejorar la situación actual. Pero una vez más, las cosas resultas más complicadas de lo que parecen a primera vista...

    Así lo veo yo.

     

    Si, vale, pues creo que lo veo igual.
    Por aclarar mi diagnóstico, para nada quiero decir que sea debido al inmobilismo. No no no no. ¿Igual me he explicado mal? Las razones son muchas: el desarrollo tecnológico y la posibilidad de hacer negocio con el networking como materia prima son las principales.

    Lo que me interesa es hacer una crítica de ese uso que desde las plataformas comerciales se hace de las redes sociales (y me paso el día en el Facebook, eh) y empezar a incluir en la "agenda de los movimientos tecnopolíticos" estas nuevas formas de economía. También decir bien alto que los conocimientos generados en el activismo digital -desde el open publishing hasta el FLOSS - digamos que están tendiendo su fase de maduración en entornos y con usos muy distintos de los originales. E incluir esto en nuestras reflexiones. No creo que la estrategia debía haber sido otra, pero al menos ser capaces de hacer una análisis de esta situación.

    No sé si consigo explicarme, son muchas cosas pero creo que me entiendes por dónde voy.
    Posiblemente criticar a Indymedia no sea la mejor forma de lanzar este debate pero, insisto, me parece interesante conocer las discusiones que están teniendo lugar, y que más o menos son todas reconducibles a esas mismas realidades.

     

    Sí, ahora te entiendo mucho
    mejor. El sistema siempre se las ha arreglado para apropiarse de las características identificativas de los movimientos capaces de ponerlo en evidencia (sean estos de tipo artístico, tecnológico o cualquier otro). Y me temo que los ejemplos que nombras (publicación abierta, software y contenidos libres) no son una excepción.

    De todas formas, también podemos plantearnos este problema tan filosófico desde otro prisma y considerar que todos esos movimientos que el sistema va engullendo, pasan a formar parte de su metabolismo y lo hacen mutar, cambiar poco a poco. Pero al igual que hay ciertas mejoras cuantificables en ciertos aspectos, también hay cambios a peor en otros. Lo que me lleva a preguntarme si muchos de nosotros no estemos haciendo, sin pretenderlo, las veces de sistema inmunitario de una conciencia colectiva que apenas llegamos a captar (y mucho menos entender). Qui le sait...