Mañana parto rumbo a Berlín con billete de ida. O sea que mi temporada bilbaína una vez más toca a su fín, y comienza otra en una ciudad nueva, fría y a bastantes euros de cualquier lugar del sur de Europa. Go east young man cantaba Liz Phair... Y yo me lo he tomado en serio. Estos primeros meses los pasaremos en un barrio llamado Spandau, al oeste de la ciudad. Lo único que sé es lo que me a contado Internet: que está rodeado de bosques y lagos; que primero fue una ciudad y después el barrio americano del Berlin occidental; que en su prisión fueron encerrados los condenados en el proceso de Nuremberg; y que tiene un bonito casco medieval que seguramente queda desierto a partir de las seis de la tarde. Parece un lugar idóneo para pasar un veraneo al estilo Johnny Rotten: Holidays in the Sun!

Con este viaje se cierra también mi aventura en AMASTE donde, además de trabajar, he dedicado muchísimo tiempo a pelearme con mi jefe: Ricardo Antón. Discutimos porque nos gusta y sobre casi cualquier cosa pero especialmente sobre lo que hacemos los y las que tenemos la suerte de formar parte de eso que ahora llaman la Creative Class.


Así que no encuentro mejor manera de cerrar la vieja etapa y abrir la nueva que recuperar uno de sus textos: ¿Dónde está mi GPS?, publicado en el último número de la revista AAAAA. No estoy de acuerdo con todo pero me identifico con cada una de sus dudas. Y creo que resonarán con fuerza en muchos de los que pasais por este blog. Os deseo un feliz verano al sol. Ptqk de vuelta en cuanto encuentre un Wifi :-)



¿Dónde está mi GPS?

¿Una hoja de ruta a ninguna parte?
¿Personal e intransferible?
¿Sin salida?

Sesión aleatoria de iTunes.
Herramientas > Contar palabras: 1.512.

¿Creo en la revolución y en la utopía?
Dicen que es algo anacrónico.
Lo personal es político y tiene capacidad de transformación.
Opero desde las micropolíticas de la vida cotidiana.
La creatividad es mi herramienta de trabajo.
No hay creatividad aplicada, sino aplicaciones de la creatividad.
Pensar políticamente / Actuar políticamente.
Pensar políticamente / Actuar técnicamente.
Pensar técnicamente / Actuar políticamente.
Pensar técnicamente / Actuar técnicamente.
¿Para quién trabajo?

La responsabilidad del artista no es interpretar el mundo, sino cambiarlo.
Y cambiarlo significa cambiar también la manera en que las cosas cambian.
¿Tiene el arte o la práctica artística una especificidad frente a otras “artes” o prácticas culturales?
Entender la cultura como el eje transversal en un proceso complejo de innovación social.
Una práctica social, política y culturalmente comprometida.
Recuperar el deseo.

“Hemos aprendido las reglas y jugamos a ganar” ¿De verdad me lo creo?
Aprender/enseñar a hablar el lenguaje del sistema (que en gran medida es a lo que yo me dedico), quizá no sea una estrategia posibilista de transformación o/y resistencia a corto-medio plazo, sino un modo de perpetuar nuestro sometimiento.
Trabajar > Producir > Consumir.
¿No trabajar > No producir > No consumir?
¿Es posible no cruzar esa delgada línea que nos separa de el otro lado y nos mantiene, o eso esperamos, junto al resto de criaturas?
¿Hay otro lado o estamos todos/as en éste?
Todos/as encarnamos el capitalismo.
¿Es más rentable operar de partida con todas las limitaciones?

Objetivo:
Romper el paradigma de lo posible.
Buscar el extrañamiento.
“¿Cómo agujerear la realidad?”
Conservar el Status Quo: No / Si.
Identificar la injusticia: Actuar / No actuar.

Socialismo y barbarie, una posibilidad de revolución hace 40 años.
Eskorbuto y CRASS como bisagra temporal.
Anarquismo neoliberal ¿una posibilidad contradictoria para infiltrarse hoy?
Otra posibilidad: Hidrogenesse, “Disfraz de tigre”.

“Aprender a des-aprender como se des-hacen las cosas”.
¿Siempre buscamos y repetimos lo que ya conocemos?
¿Cómo aprender de quienes siempre hemos pensado que teníamos que enseñarles?
¿Cómo renunciar al papel que pensamos que tenemos que jugar y diluirnos para dejar paso a la única forma de revolución posible?
Probablemente no voy a conducir a nadie a ningún lado. En cambio, debo dejarme llevar, pero sólo será posible si confío en que alguien vaya a hacerlo (lo intento). ¿No será otra forma de delegar mi responsabilidad? (creo que no).
Y quien mejor que quienes tienen más urgencia.
Quienes tienen “menos” que perder (“menos” riesgo > “menos” heroísmo).
De la urgencia surgen posibilidades radical y verdaderamente nuevas y/o diferentes de las que puede surgir lo inesperado.
¿Estamos dispuestas/os a perder el control?
Podemos derivar a la deriva.

¿Cómo nos organizamos sin jerarquizar o centralizar?
Inventando nuevas maneras de relacionarnos y comunicarnos, horizontales y colaborativas, que se inserten en un concepto de espacio público integrador, sostenible y solidario, capaz de hacer visibles sus antagonismos.
Continúan siendo necesarios elementos que activen el debate crítico (de un modo independiente, desde la sociedad civil, no desde una coercitiva mediación institucional).
Ejercer la crítica -constructiva o destructiva (si es que no es lo mismo)- desde la creación de subjetividad, la producción de “sentido”, la introducción de desviaciones en la lógica del sistema, etc.
Tan importante es el contenido del posible debate, como su dispositivo y su accesibilidad.
El poder es anti-emancipatorio.

No hay modelos ni recetas.
No hay respuestas, sólo intentos que posiblemente fallarán aunque funcionen.
No nos escudemos en el discurso como analgésico.
Asumamos sin justificaciones el potencial revelador y constructivo del fracaso.
Asumir el fracaso nos hace libres y nos mantiene activos/as en el proceso.
El proceso nunca defrauda, pero no hay que recrearse.

Flexibilidad.
¿No segmentar tanto o hacerlo más aun?
Capacidad de análisis (auto)crítico.
Fijarse en lo que no parece importante.
Pedagogía basada en aprender con/del otro/a.
Compartir saberes.
Formar ciudadanos/as antes que profesionales.
DIY.
Comprometerse y responsabilizarse. Co-responsabilizarse.
Ser parte de / Coproducir / Participar
Diversificar los puntos de vista y ponerlos en común.
No tener miedo a lo lúdico. Martxa eta borroka.
Pensar antes de decir no a una invitación.
Disfrutar.
Sin prisa.
Elegir / Elegir TODO.
Cotidiana delirante.
Conocer el entorno.
Atender a los márgenes.
Coger perspectiva.
Simplicidad detallada.
COOLesCULO.
Comunicación para compartir.
Guerrilla del marketing.
Estrategias para el desarrollo colectivo.
Nuevas interfaces.
Usar menos imperativos.
Modelos transmisibles y recontextualizables.
Evaluar.
Sin demasiada metodología.
El sentido común.
Fiarse del instinto.
Sentirse identificados/as emotiva y/o ideológicamente.

¿Distopía vs Utopía?
¿Inconsciencia vs Consciencia?
Devolución vs Evolución vs Revolución.
Deshacer vs Hacer.
Disenso vs Consenso.
Conversaciones vs Historia.
Diluirse vs Mediar vs Liderar.
Cultura política vs Política cultural
Práctica artística vs Arte.
¿ Trabajar para vivir vs Vivir para trabajar?
Un amigo dice que “Si te pagan por hacerlo, es que no puede ser bueno”.
¿Cuándo tomaremos –conjuntamente como sociedad- una profunda determinación de priorizar lo social sobre lo económico?
¿Es la “conciencia de clase” un vestigio que efectivamente no supero el Efecto 2000 o el algo que trata de borrarse de nuestra memoria?
¿Cómo neutralizar el discurso anti-burgués de la burguesía?
¿Quién paga la revolución?
“La revolución no será televisada”, pero ¿qué será?

¿Qué sientes cuando ves por la tv los coches arder en los suburbios de París?
Deseo / Rabia / ¿Chusma? / Calor / Incomprensión / Seguro a todo riesgo / Esperanza / Miedo / Oportunidad / Más policía / Un garage / Zappear.
¿No arden suficientemente cerca?
Muerde la mano que te da de comer.
Muerde tu propia mano.
AHORA.
YA!!

¿Salir de la dialéctica de la confrontación?
Situarse más allá del miedo y la violencia.
Dar sin exigir total reciprocidad.
No juzgar a las/os demás.
Entender conviviendo.
Complacer a quienes conviven con nosotras/os. Atender a sus necesidades (parece fácil, pero para es lo más difícil).
Reconciliarse con el instinto.
Recuperar el deseo.

Necesitamos ciudadanos/as relacionándose.
Espacios simbólicos, no emblemáticos.
Flujos, encuentros, situaciones.
Sistemas plurales, donde no sólo se respeten, sino se asimilen y potencien la diversidad y la discrepancia -cultural, política, religiosa, etc.-.
Dispositivos y procesos abiertos de participación activa que no se queden en lo representacional.

Cuidado con la ansiedad. En vez de “nada es suficiente”, “Poco es bastante”.
Cuidado con la autocomplacencia.
Cuidado con el paternalismo.
Cuidado con la pureza.
Cuidado con las/os revolucionarias/os dogmáticas/os.
Cuidado con las/os intelectuales.
Cuidado con las/os intelectuales que disimulan. En el peor momento les traicionará su naturaleza.
Cuidado con quienes digan que actualmente lo más trasgresor y radical es ser conservador. Probablemente no es más que una manera autocomplaciente de teñir de “progresismo” su tradicional “conservadurismo”.
Cuidado con la fascinación por las TIC’s. Sácalas el máximo partido, pero no olvides que sobre todo son un mecanismo de control.
El control es anti-emancipatorio.
El control es violencia sofisticada.

La sofisticación es una perversión al servicio del poder.
La posibilidad de sofisticación es el signo de estatus de la élite.
El anhelo de sofisticación es la zanahoria de la clase media.

El alarde de la técnica y la sobre-producción son síntomas de la sofisticación posmoderna, que tiende al colapso (pero no se colapsa).
Todo tiende a estar mejor producido y mejor resuelto.
Todo es más interesante, pero paradójicamente carece de interés. Es inocuo.
La cultura es paradigmática de esta inocuidad.
Una mayor/mejor programación cultural no nos hace necesariamente más cultos/as. Una programación alternativa no nos hace necesariamente más alternativos/as.
La cultura que producimos/consumimos es ya sólo una ilusión, un efecto con tara.

Necesitamos emanciparnos de la cultura tal y como hoy la (re)conocemos y entendemos, de nuestras propias expectativas hacia lo cultural y de la creciente demanda del capitalismo.

La “mejora incremental” solo es una ilusión disuasoria, anti-revolucionaria.
¿Es posible forzar el colapso?
¿Hace falta un cambio radical?
Contra todo.
Dar un salto evolutivo.

No se si soy capaz de hacerlo. Del mismo modo que debido a mi educación, pese a ser ateo no dejo de comportarme según el código judeo-cristiano, como profesional de la cultura, no dejo de creer en su capacidad transformadora.
O quizá es que hace tiempo que ya he dejado de confiar en esa posibilidad y sólo continúo por inercia ¿Es posible romper la inercia?
Todos los días lucho contra mi mismo. Me cuesta levantarme.
Quizá sufro un trastorno bipolar ¿y quién no?
No me han diagnosticado ningún trastorno de este tipo, pero he visto seis veces El club de la lucha.
Apocalípticos e Iintegrados.
¿Demasiadas contradicciones?

¿Cómo se gesta ese “cambio radical”?
¿Es posible operar al margen de la lógica del sistema?
¿Será el mundo lo que seamos capaces de imaginar?
Imaginar individualmente.
Imaginar colectivamente.

Quizá lo primero que necesitemos sea imaginar y formular nuevas palabras que no vengan ya cargadas de significados y condicionantes. Nuevas palabras que nos sitúen en nuevos escenarios en los que ACTUAR (ACTUAR vs Interpretar).

Revolución x ___
Utopía x ___
Progreso x ___
Fracaso x ___
Política x ___
Poder x ___
Cultura x ___
Arte x ___
Educación x ___
Ciudadana/o x ___
Intelectual x ___
___ x ___ (Elige la tuya).

Pero sobre todo es necesario pasar a la acción.

ACCIÓN!!

11 comentarios:

    Vaya, no por avisado es menos triste que no te vayamos a ver en una buena temporada. Al menos te leeremos, mucha buena suerte en Berlín.

     

    Mucha suerte en Berlín. ¡Qué envidia!

     

    querida Dolores,

    Te mando mis letras para una vez más desearte suerte en tu nueva aventura. No me cabe ninguna duda de tu capacidad regeneradora y tus dones de reinvención (cuántas veces lo hemos hecho en lanetas más lejanos!), así que disfruta del viaje y haz el favor de mantenernos informados.

    besos
    Naúseas

    PD: Cuidado con los caramelos en manos de extraños. De verdad.

     

    Seguimos leyéndonos. Berlín es un barrio de las afueras de Bilbao, ¿no? ;-)
    Cuídate, que tenemos muchas cosas por cambiar.

     
    On 7/17/2008 9:21 a. m. laprima dijo...

    jooooooooo, q me emociono!
    suerte en tu nueva vida y a disfrutar!

     

    ... Ay, que pena!
    Seguimos discutiendo.
    Además, como ya no soy "tu jefe", podrás llevarme la contraria sin límites, sin miedo a las jerarquías :)
    Hasta pronto.
    Buen viaje.
    Buerna suerte.

     
    On 7/17/2008 11:39 a. m. txema dijo...

    buen viaje y mucha suerte! Viel glück!

     

    ¡molta sort nena!

    pot ser ems veiems alli' :)

    (Berlin es un buen sitio para lxs niñxs, saps?)

    ¡molts petons!

     

    Ojalá tus sueños se cumplan si tener que recurrir a las musas.Las muy inocentes andan con mucho trabajo,pero tú no necesitas de su ayuda.Berlín te espera...suerte

     

    Me llevo este texto para nuestro blog de lateje!

    Que lo pases bien por Berlin!
    (por cierto, es el plan que mas envidia me da para el verano}

    besets

     

    que de comentarios en unos dias! se agradece mucho el carigno a distancia :)
    empiezo a pelearme con el aleman, idioma interesantisimo para el que hay que desemplovar la gramatica del colegio. es una piedra preciosa e inmensa, se deja mover mas o menos... pero muy poco a poco. aun asi consigo hablar por los codos. literalmente :-)
    spandau es super aleman. la suerte es que existe en berlin una fuerte comunidad turca que vende algo mas que nabos y mirtillas. larga vida a los pueblos del mediterraneo.
    por lo demas hace un frio que pela, alles klar!
    danke freünde!